lunes, 18 de mayo de 2009

2-2 Un empate con sabor agridulce


Un empate con un mal sabor dejó como resultado el primer partido de la final que por momentos nos alegro el espíritu a los aurinegros que viviamos a todo pulmón y emociones cada uno de los 90 minutos que se dieron lugar en el Estadio Morazán de SPS.
Tenemos que esperar el segundo y definitivo encuentro para intentar la hazaña de salir campeones en el territorio del león, será un partido mas intenso y habrá que jugar con toda la casta y todo el corazón.
No queda mas que esperar al próximo fin de semana para deternminar a quien deja la historia como campeón del fútbol hondureño.

Me retiro brevemente de esta pasión futbolera y la retomo en las vísperas del próximo partido.

Un abrazo

1 comentario:

FAYNA dijo...

Jajaja, así que un empate... Bueno, tampoco es tan mala noticia Mario, solamente se aplaza un poquito más la agonía. Ya sabes que para disfrutar plenamente las vistorias, primero hay que sufrir y mucho jeje.
Besoss de esta amiga española que tanto te aprecia.