jueves, 26 de marzo de 2009

Déjame en tu piel


Déjame en tu piel, que no se disipe tu sudor
que lo salado de tus pasiones,
me ahogue , me inunde de deseos interminables
insaciables, inmutables

Déjame en tu piel y no retrases el momento
estoy ansioso y mis manos cálidas te esperan,
respiro violento porque desespero al amarte
tengo sed de tu cuerpo, de tus gemidos sentidos

Déjame en tu piel y avívame tu fuego
derrama con tu boca incendios en mi carne
róbate mi alma, adueñate te dejo
soy tuyo y este apetito infinito es mi tormento

Déjame en tu piel ser tu amuleto
que te visite al tenerme lejos
y reanime tus ganas al tenerme cerca
un todo , un suspiro, una entrega

Déjame en tu piel que no me escape
ni aun en esos momentos de olvidos
que mi sed por ti siempre recuerde
que si no estas soy un sediento eterno

Déjame en tu piel y con los dias
déjame tambien entrar en tu alma
residir alquilarme en tus sentidos
y eternizar en caricias mis mañanas

Déjame en tu piel vuelvete adicta
de mi calor de mi respiración agitada
de mi deseo inmutable y mas ardiente
de mis te quiero, de mi presente

Déjame en tu piel en tu epidermis
dormir en tus pechos y tocarte toda siempre
no abandonar tu piel quedarme en ella preso
y fundirme en tu cariño con tan solo un beso


Un abrazo

1 comentario:

AGUEDA dijo...

que lindo...cuanta delicadeza!