miércoles, 9 de enero de 2008

Mi mejor amigo



Aun recuerdo lo cohibido que me sentía en aquella aula de clase a mis 8 años, recien llegando a un pais extraño, huyendo de la violencia de una guerra a suspiros de estallar.
Era el tercer grado en la Escuela La Salle, mi madre habia logrado ubicarse como maestra gracias a El Consulado de Honduras en Nicaragua donde trabajaba como Secretaria del Cónsul y que al estallar el conflicto Revolucionario, pues recibió todo el respaldo en nuestro traslado a San Pedro Sula ciudad de la que me enamoraria y donde radicaria hasta la fecha.
No conocia a ninguno de los compañeros y debido a mi extrema timidez no sabia con quien de ellos podria entablar una amistad, hasta que de pronto un diminuto pero sociable niño me pregunto mi nombre y se presento formalmente mencionando que se llamaba Luis Fernando Aguilar mas conocido como “Aguilucho” sobrenombre a raiz de una serie animada que se trasmitia por TV por esos dias muy divertida sobre un héroe particular que se llamaba “Roger Ramyet y sus aguiluchos”.
A partir de ese dia nos volvimos inseparables, un universo de divertidas anécdotas se sumaron al libro de vida de ambos y permitieron de igual forma un cariño filial entre nuestras familias.
Contrario a mi en esos dias, Luis tenia una posición económica envidiable , su padre, Don Carlos Aguilar era una personalidad en la sociedad sampedrana ,realmente un personaje, aun recuerdo el sentido del humor imperdible , sus irreverentes comentarios sorpresivos que Dona Margarita su esposa ,siempre corregia diciendole que moderara su boca porque habia niños presentes.
Fue interesante saber que aunque Luis era mas pausado para las cosas y yo siempre gasolina en constante explosión, fue el quien perdió la virginidad antes que yo, me parece ver la escena de ese dia , un grupo de compañeros ya en primer curso recibiendo nuestras calificaciones de fin de año conversando de cosas de pubertos y yo absorto escuchando a los mas experimentados, soñando con tener mas historias que contar.
De pronto lo vimos llegar al colegio, a pesar de ser el mas pequeño del aula se veia gigante con esa mirada delatora y esa sonrisa de oreja a oreja, acababa de experimentar por primera vez su ingreso a la vida sexual.
Con lujo de detalles describió todo el proceso y realmente capto nuestra plena atención.
Cuando lo recuerdo hoy, estallo en carcajadas porque ya no se ven ese tipo de cosas, la vida ha cambiado mucho ,la vida sexual tambien, hoy en dia ya hay letales enfermedades que obligan a tener una actitud responsable en lo que a sexo se refiere.
Resulta que en casa de Luis habia una muchacha de servicio de muy buen ver, realmente atractiva que resultaba imposible pensar que era la sirvienta, habia sido el despertar sexual de sus dos hermanos mayores y pues habia tocado al menor recibir su premio y bienvenida al mundo de los sexualmente activos.
Siendo su mejor amigo recibiria la historia completa , la mas real sin efectos especiales adicionales para lograr despertar mas admiración de los amigos de clase , y asi fué.
Tanta curiosidad despertó el suceso en mi, que tenia que conocerla pues a pesar de haber trabajado ella con la familia en años anteriores, habia estado fuera hasta su retorno en los dias de la iniciación.
Como todo adolecente puberto verla fue casi una vision hormonal de aceleración testosteronica, mentiria si digo que no tuve sueños ardientes con ella en los dias subsiguientes y bueno creo que aceleró en mi la vivencia de perder mi virginidad casi 7 meses después que mi buen amigo.
Y asi la vida ha mantenido nuestra amistad viva por encima de los cambios y las desgracias que vinieron luego.
Algo que marco su vida de forma brutal fue la enfermedad de su padre, un derrame cerebral que desencadeno en un derrumbe financiero considerable y que dejo atrás toda la gloria que habia vivido en el pasado.
Lo impresionante de Luis es que siendo el menor le tocó lo mas duro, soporto con nobleza como un buen hijo los insultos, el maltrato emocional de su padre a raiz de la recuperacion post derrame, conseguir un buen trabajo era casi imposible y debia conformarse con lo que estuviera a mano.
Pasaron los años y la salud de Don Carlos empeoró hasta desencadenar en su muerte dolorosa en extremo para Luis , aun recuerdo lo impactado que estaba , no mostraba emociones, estaba como perplejo, pero cuando le di un abrazo expresandole mi pesar por la pérdida estallo en llanto , desprendió de si todo el dolor que su alma habia callado y lo saco fuera.
La vida siguió y de alguna forma no nos veiamos tan frecuentemente, cada quien hizo su vida, contrui mi hogar, el hizo lo mismo, tuvimos nuestros fracazos y luego de un tiempo, nos pusimos al dia y nuestras platicas eran revivir el pasado que no volvió, hablar de nuestros hijos y de las mujeres, tema imperdible en nuestras tertulias.
Ahora mi amigo tiene canas prematuras y una mirada triste y perdida a veces, pero sigue siendo el noble ser humano que conoci aquella mañana en el salon de clases, quizas la vida no ha sido justa con el , pero sigue teniendo sentido del humor, sigue luchando contra la corriente por darle un mejor futuro a su hija a quien adora y es su orgullo, quizas sea el personaje al cual le sucede hasta lo inimaginable y puede que desate burlas y carcajadas por su particular forma de ser, pero es mi mejor amigo, mi hermano y solo el que no lo conoce, puede encasillarlo como falto de cordura y olvida que a pesar de todo lo que le toco vivir, sigue encontrando una razon para reir a carcajadas.
Un abrazo.
SPS 6-1-2007

Una noche de abril 08-01-2008


Sucedió algunos años atras cuando vi su rostro angelical por primera vez y quede perdido en el embrujo de unos tiernos ojos miel que timidos, brillaban solos con una magia que no podia traducir en palabras.
Sonreia con libertad y todos celebraban a su alrededor mientras yo, impávido por tan fascinante visión me quedaba callado admirandola, hasta ese momento tan solo habia sido un coleccionista de amores, de besos, de pasiones nocturnas, de gemidos perdidos, de te quieros sin sentido, provocados mas por el calor de la quimica sexual de un aroma de mujer que por la real existencia de un amor intenso.
Era tan bella, su piel virginal era como delicados petalos de rosa, su aroma era como si te transportaras al cielo cuando se acercaba y su cercania provocaba en mi una perdida terrenal que se me hacia imposible poder explicar el embrujo que causaba.
Innumerables veces construia en sueños un mundo juntos, una vida plena,una complicidad de ternuras, de amantes y mientras deliraba en mis trances donde era mi dueña y yo el esclavo de sus encantos, era feliz, inmensamente feliz.
A Veces despertaba de madrugada y en lo oscuro de mi cuarto un suspiro fluia de mi y luego me dormia profundamente.
Nunca supo que verla era una erupción volcanica de pasión que difícilmente controlaba y cuando a mi se acercaba todo mi mundo temblaba.
¿Que tenia que frenaba mis instintos, mis impulsos, mis palabras seductoras? ¿Porque no podia decir y hacer lo mismo que repetia a los variados amores que habian adornado mis noches de frio para alimentar mi ego hasta entonces protegido?
Lo extraño de todo era que cuando me miraba, sus ojos tenian un brillo que no resurgia si miraba a otros, pero no queria dejarme llevar por la fantasia de mis sospechas y quedar a merced de sus encantos.
Esa noche coincidimos juntos en aquella velada del mes de abril, un vestido negro cubria su voluptuoso cuerpo, su piel canela desnuda en sus sensuales escotes, me tenia con la mirada fija en ella, todos suspiraban al verla pasar y yo no podia creer que su destino final en aquella sala, fuera el breve espacio disponible al lado del cual me encontraba.
Mi corazon palpitaba desbocado viendola ahi cerca de mi, el perfume que llevaba en su piel se dispersaba y acariciaba mi olfato provocando en mi percibir mas de ella, embriagarme de ella , perderme en ella.
Fue entonces cuando una melodía cómplice ,propicio el momento que por tanto tiempo venia deseando,la mire y le pedi que bailaramos, esperando una negativa respuesta, pero viendome y sonriendo con una angelical belleza me dio su mano y me acompaño a la pista.
La tome en mis brazos bailando pausadamente deseando que el momento fuera eterno que se quedara presa ahí y no buscara escapatoria ,sus preciosas manos se apoyaron en mis hombros y mientras bailabamos nuestras miradas parecian hablar lo que callaba en ese momento, no podia soportar el suplicio de verla ahí bella tan pegada a mi, su olor, su magia, su piel que nunca habia estado tan cerca de mis ansiedades y me senti tentado.
Tentado a beber de su boca, tentado a saber de una vez por todas si seria el final de mis ilusiones o el inicio de mis mas grandes pasiones,debia correr riezgos sino no sabria si habia valido la pena el intento.
La mire intensamente como aprendiendome de memoria su rostro, como si quisiera que ella identificara en mi, el mas loco deseo, mientras lo hacia, una lluvia de fuego recorrio mi piel y la decisión de tomar sus labios por sorpresa se veia como un acto inminente, me miro, lo presentia, sus ojos me lo advertian a gritos, sus labios brillaban sedientos buscanso sellar de una vez la tension pasional que estaba siendo desatada en ese momento bailando pegados.

Hubiera esperado que el desenlace fuera el tipico de películas de Hollywood y todos al final felices por siempre, pero no fue asi.
Mientras viajaban mis labios a los de ella, con sutil ternura sus dedos frenaron el recorrido de mi boca y una voz tierna dejo un ¡No puedo! que quedo rondando en mi mente desde aquel dia.
Pasaron los años y con ello las vivencias y un dia la volvi a ver , pero su mirada ya no era la misma dulce que transformo mi alma cuando la vi por primera vez, era mas triste, siempre bella pero triste, me conto que fue tras un amor que no le dejo mas que heridas en el alma,dos hijos y una profunda frustración por haberlo arriezgado todo quedandose en nada.
Con voz melancólica me confeso que aquella noche de abril cuando bailamos, ella hubiera deseado corresponder a aquel beso que nunca llego y tiernamente se despidio de mi, dejando el sello de un beso breve en mis labios, compensando en alguna medida el que hubiera deseado robar en aquella mágica noche que el tiempo dejo atrás.
Esa fue la ultima vez que supe de ella, aun de repente cuando estoy leyendo y la melodía que bailamos aparece en la TV o en La Radio cierro los ojos y sueño en silencio con su aroma que endulzaba el ambiente.
Un abrazo
San Pedro Sula, 8 Enero 2008


video