sábado, 15 de noviembre de 2008

Urge un cambio auténtico

Cada día la crisis que cobija al país no parece mejorar, crímenes, asaltos, secuestros, corrupción y una nube negra de inseguridad, nos están lastimando sin piedad y no se miran vientos de cambio reales que generen esperanzas de un cambio real y auténtico.
Se aproximan en próximos días las elecciones internas que dejaran a su paso, los próximos candidatos presidenciales de cada partido político vigente en el país, tendrán la responsabilidad cívica y moral de devolverle a la nación un halo de esperanza que se ha perdido por tanto suceso negativo que quizás, mientras duren las campañas y se vendan atractivos planes de Gobierno, mermaran creando un espejismo momentáneo.
Lamento sonar tan negativo pero basta analizar lo que ha sucedido últimamente, los conflictos que se han desatado entre partidos, los cambios a la Constitución ya casi a breves suspiros de las elecciones con el penoso propósito de perjudicar a un candidato, los asesinatos repentinos de aspirantes a cargos públicos en fin, es un rosario de sucesos que no pintan para nada bien lo que se viene.
El pueblo esta cansado de promesas vanas, necesitamos un cambio histórico, algo de una magnitud similar a la que Obama regalo a los estadounidenses, nuestra gente requiere que su condición de vida mejore no que se deteriore mas con mas cargas públicas.
Si me tocara comparecer frente a cada uno de ellos podría enumerar una lista de puntos que pienso serian los mas sensitivos a considerar,sin embargo siento que el tema fundamental en el que me concentraría inicialmente es la Seguridad del ciudadano.

Es crítica la forma en que la delincuencia ha proliferado, creo que se ha mercantilizado tanto y no hay medidas drásticas que se perfilen para solventarla.
Los secuestros "Light" siguen de moda , es doloroso leer en el diario que un niño de 2 años fue asesinado porque su familia no tenia los medios financieros para pagar un rescate, ¿Quién de nuestros políticos le va a devolver la alegría a esos padres que lloran a mares la pérdida irreparable de su hijo?
Los robos "Misceláneos" en las calles de nuestra ciudad, celulares, carteras, joyas, y lo peor de todo a los ojos de aquellos que, por temor a ser ultimados, no hacen nada y prosiguen el camino aunque en sus pensamientos quede la culpa haciendo eco.
Vivimos inseguros, se mata, se roba a diario, es un negocio rentable, no tiene control, hay un mar corruptivo que como tentáculos los mantiene vigentes, creando el terror y la zozobra en la gente que ha dejado de vivir tranquila, todos ahora desconfían, caminan a prisa, no levantan miradas para saludar o sonreir.
Necesitamos vivir en paz, no me refiero a que desaparezca la violencia como por arte de magia, se que es un mal que va a existir siempre, sin embargo, pienso que se puede reducir considerablemente si un grupo de valientes, de cojonudos, se preocupa por hacerlo, sin que exista tanta motivación monetaria de por medio, para eso son los políticos, para materializar promesas aunque en la mayoría de los casos , son como seducciones románticas que pretenden ganar un votante y una vez consumada la acción del voto, como rompe corazones desaparecen en silencio.
Aun conservo una mínima cantidad de fe, que vendrán vientos de cambio , siento que el pueblo esta harto de tanta corrupción cínica , esta lastimado financieramente y merece que se le aplique un analgésico que haga mas llevadera la vida cotidiana.
No me importa el color del partido que llegue al poder, lo que me importa es que sea quien este sea, logre algo mas que mejorar sus cuentas bancarias y sus ingresos , que canalize su poder devolviéndole al pueblo lo que clama, una vida mas digna, mas humana y con la seguridad de seguirse sintiendo libre.

Con esta reflexión me voy por ahora,

Un abrazo

1 comentario:

BilletesdeHonduras dijo...

Mario que bueno que le dedicas tiempo a estos temas, la mayoría nos hemos convertido en seres frios e indiferentes a estas duras realidades.

Pienso que la maldita mercadotecnia esta destruyendo nuestros valores. Estamos fallando como padres, madres, ciudadanos.

Pero creo que podemos inculcar a nuestros hijos la solidaridad, la responsabilidad, la honradez y el amor al prójimo, si cada padre o madre de familia hiciera estas cosas tendriamos una mejor sociedad.

Saludos Gilberto