martes, 19 de agosto de 2008

Un viaje breve




















Hoy como siempre desperté con sueños y las mismas preocupaciones de todos los dias, con el corre corre de el trabajo y mi mente tratando de construir el diagrama de lo que haré durante el dia.
Un dia mas, una oportunidad nueva de cambiar el mundo o por lo menos dejar una huella positiva en alguien, probablemente tambien el riezgo de poder lastimar sin pensar o con motivo a personas queridas.
Eternizo buscando las palabras correctas, el comentario entretenido que robe un par de lecturas y me permita entrar en el mundo privado de los sin rostro que tienen la amable fineza de entrar a este blog y leer los pensamientos de este soñador que escribe y que disfruta cuando puede con sus emociones y vivencias, tocar un corazón o desatar una sonrisa discreta.
No es de esos dias en los que el sol resplandece, hay un aire de nostalgia en el ambiente pero percibo que se desvanecerá a medida el dia agonizé y traiga la noche a escena.
De pronto sentí ganas de ser niño otra vez, de correr por las calles de mi barrio y construir barcos de papel y mientras la lluvia besaba a suspiros la tierra, hacerlos navegar en los chorros de agua que descendian por los bordes de la calle, donde emprendian interminables viajes, desapareciendo de mi vista una incontable cantidad de veces.
Sentir la protección y el cobijo de estar en los brazos de mi madre y sentir su amor, su cariño, su protección, esa que ahora cuando la vida me lo permite la hago extensiva a mis hijos.
Retroceder un momento breve en el tiempo, ser un niño otra vez, sentirme libre, sin problemas, sonreir o sentirme pleno tan solo porque podia correr o jugar a la pelota y al llegar a casa solo me esperaba una comida que cargaba las energias perdidas y mi cama donde viajaba a mundos imaginarios donde era el arquitecto y dueño.
Siento que en algun momento quisieramos poder entrar a una máquina del tiempo y volver a esos años aunque fuera por un momento breve y explotarlos con mayor intencidad como lo hicimos estando concientes de esa etapa vivida.
A veces la vida sería mas sencilla y menos complicada si no perdieramos el niño interno, los conflictos personales serían mas llevaderos, menos complicados y conflictivos de lo que los volvemos a veces.
Debo irme de pronto surgió algo que requiere mi presencia y mi desaparición momentanea de este espacio cibernético, Vuelvo pronto.

Un abrazo

SPS
19-08-2008

1 comentario:

Hilda dijo...

Hola Mario gusto de saludarte de nuevo, como siempre tus escritos que nos hacen algunas veces retrocer en el tiempo y muchas dar gracias a Dios por estar con vida y poder desfrutar de tus palabras... que nos ponen a pensar. te felicito una vez mas.

Un abrazo