jueves, 5 de junio de 2008

Confesión Breve




















Ya se ha vuelto un rito el escribirte de noche, antes de partir, antes de iniciar mi viaje donde el sueño, cierra el servicio de un dia lleno de emociones y donde siento que te amo mas.
Intento hallar un camino donde no vea tu rostro de mujer y es imposible, porque estas dibujada en cada lugar a donde miro y pensarte sana mis tristezas, mi melancolía, la ausencia breve que de ti vivo en este momento de silencio donde mis manos, te escriben y te inventan sensaciones sentidas dormidas en mi ser.
Mi brújula apunta hacia tu norte y camino sobre los pasos que dejas y espero encontrarte siempre, para que exista la excusa de celebrar que te hallé de nuevo, besarte de nuevo, perderme en la seductora magia de tu mirada tierna y cerrar los ojos y darme cuenta que no sueño, que estoy vivo y tu amor es mi alimento.
Y mis manos son cataratas de sentimientos que se van derramando en este papel que es mi único y fiel testigo y partícipe de mis vivencias sentidas.
No alcanzarán las hojas electrónicas para dejar huellas de tu magia, de tu dulce existencia que me dibuja una tonta sonrisa en el rostro que cuesta que desaparezca.
Y seguiré aqui siempre liberando este amor, esta dulce actividad de sacar fuera en letras vividas mis sentimientos que cada vez van siendo tantos que olvide cuanto y en que medida te quiero.
Me voy pero solo de esta hoja temporalmente, mañana tendre nuevas palabras que saldran de mi con la unica intención de recordarte y recordarme que me siento vivo y mi corazón de eso hace una fiesta.
Un abrazo

05-6-2008

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como siempre, leerte es volar, es entrar es ese mundo donde las palabras fluyen sin miedo y forman esos escritos tan hermosos.Que forma tan bella de expresar tu sentir, siempre tienes las palabras justas y sabes como llegar al corazon de los q te leemos, sera porque justamente esas lineas salen de tu ♥...Saludos de tu mas fiel lectora...G.T.