miércoles, 21 de mayo de 2008

¿ Sigue vigente el amor ?




















Estaba terminando mi cita con mi serie Favorita “Bones” cuando recordé la promesa que le hice a mi amiga Diosana la niña de ojos tiernos, de escribir algo relacionado al amor, a esas relaciones afectivas que nos derrumban o nos hacen tocar el cielo.

Triste pero cierto, parece que el acto de amar ya ha perdido el verdadero valor y significado que debería tener, se dan relaciones por interés, por conveniencia, por influencia o a veces porque ya esta predestinado en la familia por cuestiones de tradición y cultura.

Parece que este mundo que ahora se debate por los altos costos del combustible, de la amenazante carestía de alimentos que parece sacado de alguna novela de Julio Verne o de terror de Stephen King y el familiar casi cotidiano calentamiento global que nos tiene con temperaturas elevadas que nos cambian completamente el estado de ánimo, no están permitiendo que el amor como sentimiento liberante y estimulador de la vida humana tenga un mejor desarrollo.

¿Que esta pasando con nosotros? ¿Ya nadie se interesa por el otro con el corazón?

Será por eso que hay tantas anécdotas de amores disueltos, de lagrimas interminables, de intentos fallidos, de ilusiones temporales, de falta de compromisos, de promesas incumplidas, de mentiras temporales para conseguir un momento de satisfacción pasajera, que no es tan solo, una vil forma de ser egoísta con alguien que quizás se interesó de corazón en nosotros aun con nuestros patéticos defectos.

Muchos tenemos en nuestro interior un potencial afectivo que quisiéramos regalar, desde la forma en que decimos que amamos usando palabras, hasta la sublime expresión de dos cuerpos regalándose en un conjunto de caricias y fluidos, la máxima experiencia de amor y entrega, combinando sexualmente un deseo que se mantiene vivo e intenso al principio de una nueva relación y donde la química entre pareja es el condimento que le da el gusto y una continuidad que hace que resurjan sentimientos elevados como el amor , intenso, fuerte, real, fiel y compartido.

Es entonces cuando surgen miedos y dependencias, miedos a sufrir, a perder, a estar solos, a momentos melancólicos donde llorar viejos amores que no se quedaron a nuestro lado por razones que solo la vida se encargo de juzgar, a depender de alguien en la mayoría de los casos, se deja de ser alguien por ser algo que el otro quiere y se confunde el amor por una vivencia que no es ni remotamente parecida.

Se entrega la vida a otra persona con la esperanza que dicho ritual asegurara su presencia, su amor, su respeto, su sonrisa, su eterna fidelidad y entonces de repente, en el momento menos pensado, en ese momento cuando mas se esta amando, llega la herida, llega el dolor y el mundo de sonrisas multicolor se desvanece y derrumba ante nuestros atónitos ojos.

Y llegan las estadísticas, los hechos reales, los lamentables, los que no se quisieran comentar, madres solas haciendo el papel de madre y padre que han tenido que ser fuertes para seguir adelante y se aferran al amor por sus hijos, para no desfallecer aunque existan momentos en soledad que alguna lagrima se derrame por la rabia de la frustración que trajo consigo amar equivocadamente.

Y que decir de aquellos hombres que tenían las cualidades perfectas pero no eran lo atrevidos que quizás unos desconocidos lograron ser, y se llevaron consigo el amor y la imagen materna que esperaban para sus hijos y de pronto tuvo que ser fuerte y soportar la critica y burla de sus amigos que nunca importo, porque supo darle a sus hijos el amor y la seguridad que necesitaban en momentos de distanciamiento afectivo de este tipo.

¿Y entonces las historias de amor donde han quedado? Se que siguen existiendo porque no todo es gris y triste, pero muchas veces se empieza a valorar a las personas, hasta que sufren en carne propia una pérdida o cometen errores, desde ahí surge el verdadero cambio, sin lecciones no hay evolución, sin llorar de arrepentimiento sincero no se puede obtener el perdón si es que este llega, aunque en la mayoría de casos queda convertido en un interminable rencor que no logra superarse.

Admiro tanto cuando ando en alguna tienda o en el mall y observo parejas de ancianos que caminan tomados de la mano y se cuidan como si fueran dos nuevos enamorados, sonríen , se percibe cuanto se necesitan, cuanto se respetan , y se pierden en la nada dejando como moraleja que el amor sigue haciendo milagros y sigue existiendo pero para que sea lo valioso y real que esperamos que sea, debemos abrir el corazón, vencer los miedos, abrir los ojos y amar con cautela al principio pero no privarse del regalo humano de amar,

Aun hasta el mas infiel, hasta el mas duro, hasta el mas serio y frío, le llegará el momento de conocer a alguien que le tocará el alma y no habrá regreso, porque aunque ese sentimiento este tan comercializado hoy día, que pareciera que para comprar un beso hay que regalar un perfume caro a cambio o para tener intimidad hay que obsequiar un Iphone , por muy frívolo y crudo que eso suene, todavía existen personas que aman a la manera antigua, que no venden el amor, sino lo regalan en la magnitud de la ternura y cariño sincero que expresen al otro, porque no cabe duda que amando se aprende amando y no hay otra forma de expresarlo, que con la mas desinteresada actitud de quedarse eternamente viviendo en un corazón, que le regale sin cobros extras una sonrisa y un sentimiento genuino que le de sentido a tu existencia.

Espero no haber causado un conflicto de criterios, solo expuse mi sentir y mi pensar al respecto.

Un abrazo SPS 20-5-2008

No hay comentarios: